20181003_183830

Abogados defensores de los niños concluyeron su capacitación

Son 52 profesionales del Derecho que finalizaron una capacitación que el Colegio de Abogados y Procuradores de Mendoza y la Suprema Corte de Justicia de nuestra Provincia trabajaron en conjunto. Los abogados forman parte de un grupo que defenderá a niños cuyos padres tengan intereses contrapuestos o perjudiciales para el menor de edad.

El Colegio de Abogados y Procuradores de Mendoza y la Suprema Corte de Justicia trabajaron en conjunto para formar abogados que profundicen sus conocimientos y habilidades para representar los intereses de niños. Del acto de entrega de diplomas que certifican los conocimientos adquiridos participaron autoridades de ambas instituciones.

La presidenta del Directorio del Colegio, Andrea Disparte felicitó a los colegas que lograron completar el curso y los alentó a continuar capacitándose.

Por su parte el presidente de la Corte, Jorge Nanclares, resaltó el trabajo mancomunado con el Colegio y la importancia de profundizar “esta disciplina que tiene en cuenta el interés superior del niño”. En referencia a los menores de edad Nanclares sostuvo que “es el sector de la sociedad que todos más queremos proteger. Queremos asegurar la defensa de quienes son más débiles”, añadió. El presidente de la Suprema Corte cerró con palabras de felicitación a los 52 abogados que desde ahora actuarán en el beneficio de niños; especialmente de aquellos cuyos padres tengan intereses que puedan ser perjudiciales o contrapuestos a los de los menores.

Así los menores de edad potencialmente perjudicados podrán tener un abogado de manera autónoma e independiente del de sus padres y sus honorarios profesionales estarán a cargo de los padres que perjudiquen al niño y de la justicia.

El ministro Julio Gómez hizo hincapié en el “fuerte compromiso del Colegio de Abogados y de la Dirección de Derechos Humanos de la Corte en la defensa de los derechos de los niños”. Reconoció a los profesionales que participaron activamente de las actividades planificadas y se refirió a la especial relación que habrá entre el abogado que deberá interpretar lo que el niño transmite y se convertirá en su voz para comunicárselo al juez. Gómez reflexionó sobre las especiales capacidades que debe tener un abogado del niño ya que es escencial saber escucharlo. “Ser abogado en este marco exige una enorme capacitación y una tremenda vocación”, cerró.

Antes de la entrega de los diplomas, uno de los integrantes del directorio del Colegio, Ramiro Villalba, que participó activamente del acuerdo con la Corte, relató la génesis de la capacitación del abogado defensor de los niños y subrayó la importancia del proceso: “tengo la convicción absoluta de que era necesario que los niños que necesiten representación tengan la mejor defensa posible. El objetivo central fue generar operadores idóneos que puedan interpretar los intereses del niño”, concluyó.

20181003_18243620181003_183830

 

20181003_18404820181003_184310

 

20181003_18425520181003_183936